viernes, 6 de marzo de 2009

LA ESCUELA EXPANDIDA

La educación en un momento crucial

La educación de este fin de siglo vive un "momento crucial", como dijo Jacques Maritain al término de la Segunda Guerra Mundial. El gran problema entonces, como ahora, era rehacer la vida civilizada y democrática desde la educación después de la caída de los grandes imperios totalitarios. Los dos grandes derrotados de ayer, Alemania y Japón, son hoy dos potencias mundiales en el campo de la economía, la ciencia, la tecnología y la cultura. En cambio, por contraste, una nación victoriosa como la ex Unión Soviética ha entrado en un proceso de implosión y de disgregación. No se sabe qué pasará con China en los próximos años, pero si transitara hacia una sociedad abierta su aporte a la cultura podría ser inconmensurable.

La única superpotencia moderna está en el nuevo mundo, en América. Paradójicamente, los Estados Unidos viven hoy una profunda crisis educativa. El famoso documento de 1983 A Nation at Risk ofrece un diagnóstico implacable y desolador que sigue vigente. Cada día hay más pobres y analfabetos en el país más poderoso del mundo. ¡Y qué decir de nuestros países latinoamericanos! Las cifras son pavorosas, incluso en la Argentina, que se enorgullecía de ser el pueblo más rico y mejor educado de la región. Por consiguiente el problema de la educación es un problema de civilización, trasciende todas las fronteras y las culturas.

Las reflexiones que siguen intentan una salida de este laberinto. Sabemos que si insistimos en las huellas ya transitadas quedaremos empantanados para siempre y pondremos en peligro el destino de las nuevas generaciones. El esfuerzo debe realizarse en todos los frentes de manera simultánea. Nos limitaremos en este capítulo al aporte que puede brindar la tecnología ya instalada en la sociedad, tecnología que servirá para mejorar nuestra educación. Este camino nuevo se enlazará necesariamente con todos los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada